Bienestar familiar

Tiempo con mis padres

Tengo la tremenda bendición de tener a mi papi y a mi mami de 84 añitos cada uno. Se llevan 3 meses y mi corazón está inmensamente agradecido de este privilegio.

Mis viejitos como les digo con mucho amor y respeto han sido unos excelentes padres, nos enseñaron a mi hermana y a mi buenos principios y valores, siempre pendientes de nosotras (hasta la fecha) y con un apoyo y consejo incondicional. Somos una familia unida gracias a ellos y para cada uno tienen mucho amor e interés, han sido muy responsables, generosos, con un bello corazón. En junio cumplieron 60 años de casados, son un gran ejemplo en muchos aspectos.

Soy la menor y siempre he estado muy cerca y pendiente de ellos y este año se ha vuelto en una necesidad de parte de ellos. Tengo un esposo maravilloso que siempre los ha querido muchísimo y que está consciente que ahora con su edad es bien importante el cuidado y el tiempo que necesitan por lo que he podido organizarme para poder atender dos casitas, a mi familia y a mis papis.

¿Me toca correr más? Sí, pero cuando llego con ellos les sirvo y les doy el tiempo de platicar. ¡Uff no tiene precio!, salgo de esa casita con un gozo y una gratitud tremenda, aprovecho al máximo esas charlas con los dos y también hay tiempo solo con mi mami y solo con mi daddy. El poder darles sus gustitos, consentirlos, apapacharlos y que se sientan valorados es algo muy importante que trato de darles siempre.

Mis hijas aman a sus Titos como les dicen y se gozan esos momentos con ellos, mi daddy es súper ocurrente y travieso siempre está haciendo cositas de las cuales ha marcado el corazón de cada una de ellas y mi mami con ese amor y paciencia que la caracteriza ha acariciado el corazón de mis princess. Mi esposo ya no tiene a sus papis y le agradece a Dios el poder servir y amar a mis papitos que lo aman como un hijo. Llevamos juegos de mesa para compartir con ellos pero la que no puede faltar es la tradicional y famosa Lotería donde ellos le ponen esos detalles y dichos al cantarla que nos hacen divertimos mucho.

Mi deseo ahora es una casa donde podamos estar los 7 juntos y así poder seguir aprendiendo de ellos y servirles al 100 como Dios sabe que es mi anhelo.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *