Crecimiento Espiritual

Proverbios

Por Pamela González / Colaboradora Únicas

Lo más difícil para un adolescente, es encontrar aprobación por sus padres y al mismo tiempo obtener la aprobación de sus amigos y entorno.

De esa premisa se deriva mi historia en este espacio. Entre las edades de 13 a 17 años, conocí un abánico de posibilidades, oportunidades, atracciones. Tenía amigas con personalidades variadas. (atrevidas, sensatas, superficiales, tímidas, prepotentes) es decir, que me encontré en situaciones vulnerables y también decidí experimentar con situaciones poco favorables gracias a lo que me rodeaba.

Pero siempre me encontraba con el tener que dividirme entre la aprobación de mis padres y la aprobación de mi entorno. Sin embargo, hubo una situación que me superó y no sólo me encontré con que tener que decidir entre mis padres o mis amigos, sino con la decisión de vivir para el mundo o para Dios; ese día estaba lejos de mi casa, lejos de lo que un día mis papás me aconsejaron, lejos de lo que era el camino que me habían indicado, pero ningún dolor me estremeció tanto como el entender que estaba autoexcluyéndome del plan de Dios.

Después de haber entendido por el Espíritu Santo, el consejero y consolador lo que estaba en juego, me di cuenta que era momento de buscar un mentor que me ayudara a reivindicarme. Lo busqué con psicólogo en línea, lo busqué en mujeres cercanas, lo busqué en personas mayores pero aún así, no encontré lo que buscaba.

Hasta que decidí ir al lugar al cual tuve que haber corrido desde el inicio. ( La biblia) y ahí encontré PROVERBIOS; este libro fue mi maestro, mi corrección. Ese maestro que me levantó, me lavó, me quitó la ceguera, me retó a salir de la ignorancia, me inspiró a ser ejemplo, me dio una segunda oportunidad, consuelo y la paz que necesitaba.

Cristo tiene muchas formas, pero no cambia su esencia, Él es amor y porque me amó, me corrigió e inauguró el proceso de perfección en mi vida, a través de este hermoso libro.

Yo encontré a mi MAESTRO de vida a través de proverbios y, te invito a buscar al mejor maestro a través de su palabra o en personas que lo expresen a través de su forma de vivir.

Pero aún más te quiero invitar, a que asumas el reto de ser ALUMNO. El ser alumno tiene que ver más con ceder que con ganar, el ser alumno te hace iniciar un cuaderno nuevo y también te pone en posición de borrar muchas líneas de hábitos y acciones que estabas acostumbrado a tener, ser alumno te reta a practicar y guardar conocimientos para los exámenes de la vida, pero lo más importante es que el ser alumno te hace quitar la expectativa de ti y la confianza de tus propios ideales, también, te hace descansar en tu maestro de vida.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *