EDITORIAL

Mujeres comprometidas

Por Nancy Ortíz / Equipo Únicas.

Bienvenida a un nuevo año, que este 2023 esté colmado de bendiciones en todas las áreas de tu vida. La mayoría de personas en enero realizan un listado de resoluciones donde se plantean metas, propósitos o anhelos que les gustaría realizar durante el nuevo año. Sin embargo, según las estadísticas el 63% de personas que se plantearon dos o tres resoluciones las logran mantener dos meses después de haberlas establecido. Mientras que las personas que se plantearon un listado grande de resoluciones en febrero ya las han dejado a un lado. Esto se debe a diferentes causas, entre ellas podemos mencionar las siguientes:

  • Proponerse metas de forma impulsiva. En ocasiones nos sentimos comprometidos porque escuchamos las resoluciones de otros a nuestro alrededor y terminamos por ser parte de ellas, o quizá anhelamos lograr lo mismo que ellos, pero en este momento estamos en diferentes circunstancias; e incluso muchas veces no son ni siquiera nuestras metas, son las metas que algún familiar, amigo, socio, compañero de trabajo quiere que nosotras realicemos.
  • Las metas no son realistas y son difíciles de alcanzar. Porque están fuera de nuestro alcance, debemos plantearnos metas que estén dentro de nuestro presupuesto, tiempo, habilidades. A veces nosotras mismas nos saboteamos, nos proponemos metas tan estrictas que no las logramos alcanzar.
  • Plantearnos un listado enorme de resoluciones. Lo único que conseguimos al hacer esto, es estresarnos y al querer realizar diferentes tareas al mismo tiempo las terminamos abandonando.
  • Plantearnos resoluciones generales y no específicas. Al plantearnos las mismas debemos establecer qué vamos hacer, cómo lo vamos a lograr (pasos, acciones, presupuesto), cuándo lo vamos hacer (en que horario, fecha, mes), dónde (en casa, en alguna academia) porqué lo vamos hacer (por salud, por conocimiento, para tener nuevas oportunidades)
  • No monitorear el avance de cada una. Cuando nos proponemos metas debemos también establecer el tiempo en el que evaluaremos su progreso; cada bimestre, trimestre. Esto con el objetivo de ver qué resultados estamos teniendo o si es necesario realizar algunos ajustes con la finalidad de no abandonar la meta.

Por eso te motivamos a que este año puedas trazarte metas que sí lograrás cumplir, que seas perseverante y valiente hasta ver los resultados que te propusiste. En estos tiempos el rol de la mujer está lleno de actividades; en casa, con el esposo, los hijos, el colegio de los hijos, con el trabajo, la iglesia etc. Estas actividades, ya absorbe una buena parte del tiempo y requiere atención y dedicación.

Una mujer sabia, responsable y comprometida sabe tomar decisiones y sabe cuándo decir SI y cuando decir NO, sabe cuándo es el tiempo correcto o cuándo se pueden posponer ciertas actividades. Por eso, al iniciar este nuevo año tomate el tiempo necesario para plantear y organizar tus actividades semanales, mensuales, trimestrales y anuales y lo más importante ponlas en las manos de Dios para que tengan éxito. Proverbios 16:3

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:EDITORIAL