Arreglarte y verte bien todos los días es importante para tu estado emocional. Hay quienes solo se arreglan para ciertas ocasiones especiales y eso es un gran error. Porque bañarte, peinarte, maquillarte y vestirte adecuadamente levantará tu ánimo, puede darse el caso de que salga algún plan de último momento y si nuestro look no es el mejor nos veremos obligadas a rechazar la invitación. Evita estar desarreglada para que esto no te pase.

Una buena presentación puede influir incluso en que te promuevan en tu trabajo, por supuesto que tus habilidades profesionales siempre contaran, pero tu imagen dice mucho de ti porque proyecta seguridad, por el contrario un look descuidado y poco higiénico puede transmitir un mensaje erróneo de ti, puedes perder una entrevista de trabajo, negocios por no estar acorde al momento o la ocasión.

Por ello te motivamos a que todos los días te levantes y arregles y proyectes la mejor versión de ti.