BIENESTAR

Nuevas Metas y Oportunidades ¡Todavía estoy a tiempo!

Por Denisse de Colmenares / Esposa, madre, profesional.

Va sólo un mes del año 2023 y ya estamos encaminados en las nuevas metas y oportunidades que Dios nos da. Debimos haber comenzado con hacer una revisión de lo que sí se logró de las metas que establecimos el año anterior y lo que no, para hacer una reflexión de las victorias y de las razones por las que no se lograron. Recuerda que no podemos esperar obtener nuevos resultados haciendo las cosas de la misma manera.

Si no hiciste la revisión de metas, todavía estás a tiempo y si no las has establecido para este año, también estás a tiempo. El ideal es que las hagamos en todas las áreas de nuestra vida: En mi relación con Dios, familia, matrimonio, hijos, crecimiento personal, finanzas, recreación, etc. Y mejor si las definimos a detalle. Por ejemplo: Este año voy a buscar a Dios diariamente, Me levantaré 5:00 a.m. y por 60 minutoa lo adoraré, leeré Su palabra, oraré y anotaré lo que me diga. Suena fácil pero requiere de una gran dosis de disciplina para lograr cada una de ellas.

En mi caso, el año pasado me tracé una meta financiera familiar y ni cerca estuvimos de alcanzarla, y al revisar las razones empiezan las preguntas, ¿qué hice mal? ¿qué pasó? ¿por qué mejor no hice esto o lo otro? y en ese preciso momento el desánimo quiere aparecer en nuestras vidas y mostrarnos el lado oscuro del fracaso. Es nuestra decisión quedarnos tirados o volvernos a levantar y volver a trazarnos metas en esa área, tal vez más realistas, más concretas, no tengo todas las respuestas, pero hay una palabra que me sostiene en medio de todo: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” Jeremías 29:11-13.

Esta cita, nos gusta mucho porque el versículo 11 nos dice lo que Dios quiere hacer por nosotros, una promesa de bien, pero no tomamos en cuenta lo que dice el 12 y el 13, lo que necesitamos nosotros hacer. Escuché a alguien decir esto: “Ora como que todo depende de Dios y trabaja como que todo dependa de ti”. Esto habla de actitud y acción de nuestra parte.

Entonces, tengamos la mejor actitud ante las circunstancias actuales, el pasado ya pasó y gracias a Dios podemos aprender de él, recordemos que la actitud sola no nos llevará a ningún lado, necesitamos accionar y preguntarnos. ¿Estoy satisfecha con los resultados económicos que tengo actualmente? Si no, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y de hacer las cosas.

Pensamiento > Decisión > acción >hábito = ¡Resultados!

Pensemos por un momento en nuestro futuro, quiero animarte a que escribas esa visión que tienes , también del área financiera, Dios le dijo al profeta en una ocasión: “Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que la leyere” (Habacuc 2:2–3). Deja que Dios te inspire con Su visión para tu futuro y si la escribes en papel, te ayudará a seguir avanzando con certeza y motivación, aún en los momentos más difíciles. ¡Todavía estamos a tiempo!

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:BIENESTAR