Maternidad

Maternidad y amor propio

Por. Alejandra Morataya / Colaboradora Únicas

Antes de ser madre de una hermosa niña de 4 años, me preguntaba: ¿cómo sería? y si en realidad era como la mayoría de las mamás describen la maternidad con respecto al cuidado personal y la autoestima, hoy sé que, sin duda lo podemos descuidar por atender a nuestros bebés.

No diré que ha sido fácil mantener un equilibrio entre tu nueva vida como madre y tu vida sin hijos, ya que, al principio es cuando más complicado resulta adaptarse.

Hoy, puedo decir que los primeros meses pasan y fue ahí donde me di cuenta de que debía retomar mi imagen personal, mi aspecto físico y mi salud integral como tal. Pude empezar con mi imagen, ya que no debemos dejar de usar la ropa que nos haga ver y sentirnos bien, entiendo que como mamás queremos estar cómodas y que muchas veces no encontramos el tiempo para nosotras, sin embargo, es muy necesario atender nuestro arreglo personal a diario.

Recuerdo que cuando nació mi hija me costaba mucho arreglarme lo suficiente al levantarme y, esto me estaba llevando a deprimirme y a no sentirme bien con lo que veía en ese momento, el simple hecho de buscar atuendos correctos a la forma de nuestro cuerpo, nos ayudada a sentirnos mejor desde que iniciamos nuestro día y, con esto ya tenemos ganada gran parte de nuestro ánimo.

Lo siguiente es no descuidar nuestra sana alimentación, he experimentado que en ocasiones sabemos que es lo que le hace mal a nuestro organismo y, aun así, lo seguimos consumiendo. Amarte no solo incluye tus cuidados personales, también incluye llevar a nuestro cuerpo comida saludable y alimentos que no nos hacen daño, como para algunas personas lo son, las comidas picantes o condimentadas, para otros puede ser la lactosa o el gluten, ya que, no son solamente de la comida chatarra y las gaseosas o bien las bebidas azucaradas.

Amarnos a nosotras mismas implica conocernos tanto, que no haremos nada que nos dañe si no todo lo contrario, constantemente estamos buscando estar mejor en todos los aspectos y al estar bien nosotras, sin duda vamos a criar hijos más sanos emocionalmente y con amor propio.

Sé lo difícil que nos resulta poner límites saludables, porque como madres creemos que no podremos ponerlos con nuestro tiempo, debido a que nuestros hijos nos necesitan al cien por ciento para vivir, pero debemos apoyarnos en nuestro esposo o en un familiar cercano que nos ayude al menos una hora al día y, verás que tu entorno irá cambiando, es necesario tomarnos ese tiempo como madres para arreglarnos, hacer un poco de ejercicio, comer sano y sobre todo, tomarnos un tiempo con Dios para escuchar su voz diciéndonos que nos ama con amor eterno.

¡Es necesario buscar una rutina que nos funcione en nuestro día a día como madres y, que no nos deje fuera a nosotras mismas y nuestro tiempo con Dios!

Combinar la maternidad y el amor propio no siempre resulta fácil, pero si nos amamos a nosotras mismas, estaremos amando más a nuestros hijos y a los que nos rodean.

Debemos amarnos a nosotras mismas, pero no porque tengamos un mérito, sino porque Dios nos ama. Esto, nos recuerda que debemos amar a Dios primero y te permitirá amarte y amar a otros, de lo contrario no tendremos un amor real ni verdadero.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
2
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Maternidad