Maternidad

Mamá después de los 40s

Por Any Bolaños / Colaboradora Únicas.

Mi historia inicia como la de la mayoría de las niñas, que desde muy pequeña me encantaba jugar a las muñecas, y con el sueño de convertirme en mamá.

Los años pasaron, me casé y el tiempo de buscar a mi tan deseado bebé, llegó…. Pero…. Nada pasa, aunque yo creía que era el momento no lográbamos quedar embarazados.

En un inicio sabes que puede tomar tiempo, pero cuando te das cuenta, el tiempo del reloj biológico está en contra tuyo, eso, genera ansiedad, duda y tu fe empieza a menguar. En mi caso, después de 6 años de casados, empezamos una búsqueda agotadora, intentando todo tipo de tratamientos médicos, como inseminaciones artificiales, procedimientos in vitro, que no sólo requerían de dosis elevadas de hormonas, gastos económicos fuertes, sino un desgaste emocional y espiritual que con el tiempo cobró su factura en mí, a todo nivel, causando heridas profundas en mi corazón, en mi fe y físicamente causó estragos en mi cuerpo que, se resumieron a perder mi identidad, valor y estima, y aunque hoy puedo verlo durante ese proceso no existía en mí una sensación de víctima, en donde creí que Dios se había olvidado de mí; pero cuando uno es hijo de Dios, todo absolutamente todo tiene un sentido, un tiempo y un plan mayor y, fue así que inició mi camino a la sanidad física, mental, pero sobre todo espiritual.

Dios permitió que muchas cosas difíciles llegaran a mi vida y eran el resultado de mi mala siembra, lo cual yo no entendía y, que me llevó a realmente bajar mis armas y declararme incapaz de salir yo sola del desastre que había construido.

A los 9 años de casada nos separamos con mi esposo, para mí fue la gota que derramó el vaso, en este momento sentí que había perdido todo, en especial la oportunidad de ser mamá.

Hoy, puedo decirte que Dios permite todo este caos en nuestras vidas, ya que, es cuando nosotros si somos sabios y vulnerables, le permitimos a Él obrar, lo único que necesita es un corazón dispuesto a obedecer su voz. Yo me encontraba en un callejón sin salida, sentía que todo lo importante en mi vida me había salido mal, no tenía idea de qué hacer con mi vida y tampoco estaba dispuesta a seguir fracasando en todo lo que deseaba, así que, de una forma interesada decidí buscar a Dios para que él arreglara mi desastre.

En este proceso, pude comprender que Dios siempre estará más interesado en tu corazón que en resolver tu problemática y sabes ¿qué? Yo no era la excepción, él quería darme el privilegio de conocerlo a otro nivel y, fue así como empecé mi camino hacia mi restauración, cosas maravillosas pasaron en mi vida, fue un proceso difícil pero que valió la pena en todo sentido.

2 años después de mi separación, Dios empieza a restaurar mi matrimonio y 1 año y medio después de estar juntos nuevamente, a mis 41 años, cuando ya había aceptado el plan de Dios en mi vida, con alegría y mucha gratitud me di cuenta que estaba embarazada de forma natural!!!!!

¡¡Eso, me movió todo!!

Me preguntaba una y otra vez, ¿cómo así que embarazada? Qué vergüenza si ya estaba grande, sentí temor de la responsabilidad que implica un bebé…. Ahora que ya tenía todo planificado en mi vida …. y ¡me sorprendes con un bebé!

¡¡Dios tiene un buen sentido del humor y Él había dicho Sí!! Bueno me convertí a mis 42 años en una mamá fuera de lo normal, según yo, pero dentro del plan y tiempo perfecto para Dios.

¡¡Solo puedo decirte que Dios cumplió mis sueños en el mejor momento de vida, donde por fin me encontraba en balance emocional y espiritual, ya El Señor era parte de mi vida!!

Estos años al lado de mi hijo han sido maravillosos, llenos de aventura, experiencias y recuerdos que atesoro en mi corazón, mi hijo es el recordatorio diario de que Dios es bueno, es fiel, que conoce a profundidad mis deseos y anhelos, hoy le agradezco infinitamente el regalo maravilloso que me dio y que sin ni siquiera, yo pedírselo él se ocupa de mí.

Mi maternidad es un regalo de Dios, a través de ella he experimentado el amor, la gratitud, el compromiso y la bondad de Dios, llena de pruebas y de satisfacciones.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Maternidad