Mente saludable

Equipándonos para defender a nuestros niños

Por Karina Bonilla / Esposa, madre, pastora y colaboradora Únicas

Jamás nuestros niños tendrán que sufrir; nunca más, porque el mundo en que vivimos es totalmente seguro. Los adultos son amables y procuran su bienestar, pueden salir a jugar sin que su vida e integridad corran peligro y los padres y madres pueden estar tranquilos porque nunca nada les pasará a sus hijos.

Este es el mundo que Dios diseñó, pero lamentablemente no es en el que vivimos, porque la maldad prevalece. El Covid 19 no es la única pandemia. Cada siete minutos en el mundo, un adolescente es asesinado en un acto violento; uno de cada dos niños de entre 2 y 17 años, sufre algún tipo de violencia cada año en Guatemala. Cada día se reportan 23 casos de abuso sexual a niñas y adolescentes y nacen 6 bebés de niñas menores de 14 años producto de una violación.

El año pasado, el MP (Ministerio Público) recibió 4 mil 592 denuncias de delitos contra niños, niñas y adolescentes. Del 100% de denuncias que recibe, el 40% es por desapariciones, el 34% por maltrato y el 25% por abuso sexual.

¿Sabías que un promedio de 20 niños desaparece por día en nuestro país?

De acuerdo con la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia, el maltrato se puede clasificar en: abuso físico, sexual, emocional y espiritual, pero también descuido o negligencia es un tipo de abuso. Este último es en el que me quiero enfocar.

Nosotros no podemos evitar que existan los pedófilos, los pederastas, los que se dedican a la trata de personas, pero si podemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para crear barreras de protección para cuidar la herencia que Dios nos dio: “Nuestros niños”.

¿Cuáles son los lugares o ambientes dónde los niños viven? Los principales son: El hogar, el centro educativo, la iglesia. ¿Son seguros?

Existen 4 niveles para crear un entorno seguro en el hogar, la escuela y la iglesia.

a. Nivel infraestructura (físico)

Toda infraestructura, debe tener visibilidad. Todo lugar donde el niño se encuentre con un adulto, no debe ser un lugar donde al cerrar la puerta no se vea de afuera hacia adentro.

b. Capacitarse y crear políticas de protección.

El conocimiento es importante para conocer por qué debemos crear entonos seguros. Por ejemplo, en la iglesia. ¿Cómo vamos a prevenir un abuso sexual? ¿Qué vamos a hacer si sucede algo? ¿Tenemos algún protocolo? ¿Quiénes serán los encargados? Esta y otras interrogantes se responden al crear políticas de protección en la iglesia y el centro de estudio. Lo primordial dentro de esta política siempre es la prevención.

c. Las personas que atienden a nuestros niños: Maestros en el centro educativo, en la iglesia y porsupuesto en casa.

Casi siempre, los depredadores de niños, buscan tener contacto con niños y moverse en ambientes infantiles. Por lo tanto, una manera de garantizar que tengamos espacios seguros, es que las personas que los atienden incluyendo los voluntarios de la iglesia, cumplan con estos 3 requisitos:

● Deben ser personas que no tengan antecedentes de abuso sexual. Aquí en Guatemala se llama RENAS y se solicita hasta en línea.

● Personas que se comprometan con la política de protección, estén de acuerdo y la firmen.

● Personas conocidas de buen testimonio.

d. Protagonismo y participación infantil.

Debemos darle participación a nuestros niños y adolescentes en todo. Escucharlos con atención, conocer sus preocupaciones, atenderlas, y sobre todo no subestimar sus emociones, sentimientos y pensamientos.

Vivimos en un mundo adulto-centrista. ¿Acaso la salvación no alcanza también a los niños? Por supuesto que sí. La 3ra carta de Juan nos dice: “he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” y esa vida y abundancia, incluye a nuestros niños.

Que el Señor nos ayude a no ser negligentes en casa, en la iglesia y en todo el entorno que rodea a nuestros niños.

“Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le hundiese en lo profundo del mar.”

Jesús

Mateo 18:6

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *