EDITORIAL

Guate-Amala

Guatemala es un país pequeño de tamaño pero grande de corazón, al hablar de ello es alusivo a su gente, su carisma, su hospitalidad, su calor.

Al llegar a un mercado se encuentra una explosión de colores, olores y sensaciones, pero nada es más brillante que las sonrisas de los vendedores que atraen y convences de la compra.

En cualquier barrio más que vecinos se crean familias, se prestan cosas, comida, café y tiempo. Todos están pendientes de todos, saben las intimidades y aunque a veces pueden discrepar en opiniones, en los momentos de angustia, son esas amistades que sacan la casta por uno.

Es fácil entablar una conversación con un chapin, siempre hablará del tiempo, de política, de fe y de familia, ya sea en un bus, en el doctor, en la cola del super o hasta en el banco, es fácil hacer plática porque con una sonrisa sincera se borran diferencias.

Guatemala es un país millonario en naturaleza, cultura, paisajes y sabores, pero su mayor riqueza reposa en su gente. Si eres Guatemalteco y te vas de estas tierras siempre quieres regresar, si eres extranjero y vienes, no te quieres ir. Guatemala es como un imán siempre atrae. Es imposible no amar esta tierra, por eso su nombre se confunde con GuateAmala.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:EDITORIAL