Crecimiento Espiritual

El poder de la celebración.

Por: Sheila Toledo / Directora de Revista Únicas

La celebración es parte del ser humano, no importa la cultura, edad, raza, etc. En cualquier lugar del mundo hay diferentes costumbres para celebrar, incluso se celebra por diferentes razones, pero en general las personas desean celebrar.

Creo que es como un sentido de logro o meta alcanzada. Pero si analizamos un poco más ¿Qué es lo que más se celebra en el mundo?

Empecemos por los cumpleaños, año nuevo, aniversarios, graduaciones, bodas, incluso la muerte. En algunos casos, se celebra solemnemente, en otras culturas es algarabía, música y baile, todo según las costumbres.

Todo nos lleva a que como seres sociales deseamos compartir sentimientos, desde alegría hasta dolor. Por lo tanto siempre las celebraciones traen unión, intimidad y conexión.

En la Biblia encuentro una celebración que nos otorga muchas enseñanzas y de la cual he aprendido mucho.

Es la celebración que el padre le hace al hijo pródigo cuando regresa a casa. “Pero el padre dijo a sus siervos: Pronto; traed la mejor ropa y vestidlo, y poned un anillo en su mano y sandalias en los pies; y traed el becerro engordado, matadlo, y comamos y regocijémonos; porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado.” Y comenzaron a regocijarse” Lucas 15:22-24

La primer enseñanza que me deja esta historia, es que es bueno compartir las alegrías, eso demuestra un corazón agradecido. Este padre estaba feliz y solo compartiendo de sus bienes podría expresarlo realmente.

Creo que otro padre hubiera preferido pasar desapercibido por el qué dirán de los vecino y solo celebrar con el hijo. Pero este padre de la historia me muestra un hombre humilde, valiente y amoroso.

Cuando yo regresé a Dios, cuando conocí a Jesús y fui salva, supe instantáneamente que había fiesta en el cielo, lo podía sentir, así que siempre he pensado que yo soy esa “hija prodiga” de la historia y me encanta saber que Dios todo poderoso, hizo un banquete solo por mi.

Por lo mismo no dejo pasar un evento importante sin celebración, quiero parecerme a mi Padre y ser agradecida.

No importa si se celebra con un banquete de reyes o bien con una taza de café con pan dulce, si se hace en un hotel o bien en el comedor de tu sala, comparte tus alegrías, verás que se multiplican.

Hoy en Únicas tenemos mucho que celebrar. Desde los 3 años del inicio de una comunidad virtual que ha bendecido a más de 19,000 mujeres, pero también el primer año de esta hermosa revista. La cual ha sido de bendición para tantas mujeres y que nació con el objetivo de inspirar a cada lector de buscar su propósito y conocerle a Él.

En lo personal son años de tener el privilegio de poner mis dones al servicio del Reino de Dios, de tener el privilegio de conocer a mujer espectaculares que han sumado a mi vida. Sobre todo de aprender algo nuevo cada día y de vivir Su misericordia diariamente.

Por eso hoy agradezco al cielo ser parte de un proyecto tan lindo como este y espero ser útil para el crecimiento de más mujeres.

Celebro la vida, celebro la amistad, celebro las oportunidades.

Felicidades Únicas.

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

1 Comment

  1. Celebro la bendición que tenemos de hacer comunidad. Celebro el privilegio de ser hija de Dios. Celebro todo lo que significa mi vida.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *