Crecimiento Espiritual

El amor en todos sus matices

Por Andrea Bermejo de Mendoza / Colaboradora Únicas.

¿Qué es un matiz? Si buscamos el significado de la palabra “Matiz” podemos llegar a entender que el matiz, son las diferentes tonalidades que puede tener un color. Viniendo desde el color puro o principal, convirtiéndose en matices más oscuros o más claros.

Ahora te podrás preguntar:

¿Qué relación tienen los matices con el amor? Y ¿Cómo podemos decir “Amor en todos sus matices”?

Día a día por medio de mi profesión, puedo apreciar los diferentes matices que se pueden obtener de un solo color y cómo cada uno de ellos al combinarlo con otros, forman diseños muy apreciables a la vista.

En nuestra vida sucede exactamente lo mismo. Comencemos definiendo la palabra amor con las siguientes preguntas: ¿Qué es amor para ti? ¿Cómo experimentas el amor a ti misma, día a día? ¿Cómo recibes y transmites el amor día a día a los demás?.

La palabra amor puede tener diferentes significados para cada una de nosotras, dependiendo las diferentes experiencias que hayamos tenido con esta palabra en este mundo y a lo largo de nuestra vida, ya sea corta o con ya largos años de experiencia.

Sin embargo, hoy te quiero compartir lo que para mí significa la palabra amor. Para mí la palabra “Amor” es igual a Dios, sí, quien te creóo a ti y a mí; y quien conoce TODO absolutamente TODO de cada una de nosotras. Para mí, Él es la mayor fuente de amor que podemos encontrar en este mundo y por planteártelo conforme a lo que te he estado hablando acerca de los matices que se crean a partir de un color puro; para mí el amor de Dios, es ese amor puro del cual parten los demás matices tanto para amarme a mi misma y la manera en cómo amo a los demás.

Si has tenido un concepto que ha ido realmente lejos de lo que realmente significa amor en tu vida, es probable que tengas también una manera equivocada acerca del concepto de amor a ti misma. Y si vamos más lejos, es probable que el concepto de “amar a los demás” también esté equivocado, o sea algo que simplemente te cuesta poner en práctica o no quieres hacerlo.

Continuando con lo que te decía, para mí Amor es igual a Dios, sí, el matiz principal de mi vida, la fuente de todo amor. Y sin ese amor no podemos llegar a amarnos a nosotras mismas ni mucho menos amar a los demás.

Es importante que lleguemos a entender que la palabra “Amor” va mucho más acerca de lo que alguien puede darnos; sí, va más cerca de lo que nosotras podemos dar por los demás y esto lo puedo compartir con la siguiente cita bíblica la cual nos habla de los diferentes matices que podremos encontrar en el verdadero amor:

  1. “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
  2. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
  3. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
  4. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
  5. No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
  6. No se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
  7. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
  8. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
  9. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
  10. mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
  11. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
  12. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
  13. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.” (1 Corintios 13: 1-13 NVI)

Únicamente vamos a poder llegar a disfrutar de el “AMOR EN TODOS SUS MATICES” si aprendemos primero a valorar ese amor que recibimos de parte de Dios, de los demás; pero principalmente cuando lo damos a los demás. En lo personal, me he dado cuenta que no puedo dar a los demás nada ni mucho menos amor, si yo no estoy convencida del amor que tengo principalmente y primeramente conmigo. Aceptando quiéen soy delante de Dios, viéendome y amáandome como Él me ve, no como las personas quisieran verme o quisiera aparentar delante de ellos.

El amor es algo que simplemente no podemos aparentar, es algo que cuando hemos conocido el verdadero amor y el “color puro” de lo que significa, vamos a poder vivirlo y disfrutarlo; no como el mundo o la publicidad nos dice que lo hagamos; siendo yo publicista, te digo que es muy fácil el persuadir para que las personas hagan lo que las marcas quieren que hagan. Sin embargo, el amor no significa persuadir para que los demás hagan lo que yo quiero o que me amen como yo quiero que me amen. Al contrario, el verdadero amor es darme por completo por los demás sabiendo que muchos no entenderán y rechazarán ese amor que puedo ofrecer, pero que muchos que han entendido el verdadero significado del amor, lo podrán valorar porque asi como tú y yo hemos llegado a amar los diferentes matices del amor.

Ahora bien…¿Estás dispuesta a vivir el amor en cada uno de los matices de esta vida? ¡Hoy es un buen día para hacerlo!

What is your reaction?

Excited
0
Happy
1
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *