Crecimiento Espiritual

Beneficios de Semana Santa

Por Karla de Gamarro / Colaboradora Únicas

Esta es una época que, para cualquier cristiano llama la atención. Para algunos, porque es un espacio para seguir tradiciones, otros porque gustan de rememorar los eventos ocurridos durante la vida de Jesucristo y los representan en los días en que por la historia sucedieron y, otros porque su intención principal es buscar un acercamiento de más intensidad con su Creador. Personalmente considero, que lo importante es que nuestro corazón siempre esté agradecido por el amor sacrificial de Jesús hacia nosotros y que, por lo tanto, estemos llamadas a amarlo en Espíritu y verdad.

La semana santa, es una oportunidad para reflexionar, consecuentemente, interiorizar que Jesús murió por amor a nosotros, tomando nuestro lugar en la Cruz, “Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación” tal como lo dice la Biblia en Romanos 4:25.

Es importante entonces tomar en cuenta, que estar justificadas no nos releva de llevar una vida de agradecimiento y esperanza, que no se reduce únicamente durante la Semana Santa, sino en toda época del año. Para ello, tenemos el ejemplo de Cristo, que a pesar de toda dificultad y hasta experimentar la muerte, resucitó y cumplió su propósito por el cual Dios decidió enviarlo en forma de humano.

Al traducir esos hechos a la vida de una persona común como cualquiera de nosotras, podemos notar que también hay retos que superar, dificultades que atravesar y hasta vivir la muerte de alguna área de nuestra vida, por ejemplo, muerte financiera, muerte emocional, muerte relacional por mencionar algunas muertes. No obstante, la capacidad de seguir adelante, que comúnmente se denomina resiliencia no proviene únicamente de ser fuertes por sí mismas, ya que, es por medio del poder del Espíritu Santo que recobramos el aliento, testificamos de la vivificación de todo aquello que creíamos perdido u observamos que no era en nuestros planes que la vida transcurre.

Es por ello, que la Semana Santa es un período representativo no sólo para lo que ya mencionamos, sino también para continuar intentando poner en práctica todo aquello que Jesús a través de su sacrificio nos ha enseñado, a través de muchas acciones que puedes poner en práctica, como recordarle a los demás cuánto los amas; escuchar la historia de otro sin prejuicio sino con amor; celebrar las cualidades de otros; corregir con amor; trasmitir palabras bondadosas; llenarte de paciencia; tener actitudes de reconciliación; practicar el perdón; desarrollar los frutos del Espíritu; aumentar tu comunión con Dios para mantener tu vida en santificación, entre muchos otros.

Finalmente, puedo mencionarte que el mayor de los retos en la vida cristiana, es mantenerte vulnerable ante la opinión de Dios para contigo, lo cual hace que puedas sacar lo mejor de ti cada día, superando los obstáculos que se te presenten, no importando de qué trate, porque no te vas a limitar a lo externo sino a lo que llevas en tu interior, situaciones que sólo se consiguen de la mano de la oración y la adoración para recibir el favor de Dios, y con ello, darle un verdadero sentido al tiempo de la reflexión, y qué mejor si siendo constante tus actitudes.

Éstas se conviertan en un hábito de vida por el cual logres renacer día a día para cumplir con lo que la Biblia dice en Romanos 12:2 “No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios”.

Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Números 6:24-26

What is your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
1
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *