El hecho de que los hijos adolescentes cuestionen a sus padres, es necesario para su desarrollo como futuros adultos. Cuando un hijo adolescente les reprocha a sus padres, que no le entienden, es totalmente cierto. Es difícil, ponerse en el lugar de ellos, puesto que el lugar de los padres… es ser padres.

Ese lugar conlleva a guiarlos, pero sin invadirlos. Debes darles su espacio para hablar  y expresar lo que necesitan o les inquieta, pero siempre respetando su intimidad, tener hijos adolescentes no es fácil, pero con la dirección de Dios logras pasar esta etapa.